Diagnóstico de contexto y situación de vida

Para que la persona y/o colectivos puedan tener un conocimiento explícito del fenómeno de descompesación, alteración de su salud y calidad de vida, se necesita establecer un diagnóstico del contexto y situación de la estructura natural de vida cotidiana. Se necesita un vínculo del conocimiento tácito de lo cotidiano y del conocimiento explícito del profesional sociosanitario, se necesita un intercambio dialéctico informacional.

Se precisa que se disponga de un diagnóstico global y de determinados elementos básicos que posibiliten detectar los procesos anómalos, para iniciar una estrategia básica, de relación de adaptación, capacitación, o re-educación pertinente, permitiéndole a la persona y/o colectivo cocrear  estructuras de sistema adaptativo y disipativo, permitiendo a la persona ganar autonomía, autoorganización, identidad personal y relación dialéctica sana entre individuo y medio.

Nociones básicas del diagnóstico de contexto situacional

  • Recogida de información
  • Identificación de habilidades cognitivas-sociales
  • Comprensión y análisis de autonomía
  • Comprensión y análisis de relación convivencial
  • Coprensión y análisis de la organización de la unidad convivencial
  • Formación 
  • Actividad laboral-trabajo 
  • Características económicas
  • Relación vivienda-medio
  • Participación-iniciativa social
  • Aceptación-vínculos sociales

El desarrollo e implementación de estas nociones básicas del contexto se convierte en una herramienta metodológica, que permite la autoobservación glocal, a través de la construcción de un sistema de autoinvestigación acción participativa de todas y cada una de las necesidades básicas, para construir una estrategia de salud y calidad de vida

La persona - contexto y situación / sujeto-objeto del diagnóstico

La persona-ecosistema activo de vida

Cada persona es un ser singular-propio de sí mismo, diverso, irrepetible. La complejidad del contexto global de su vida, sus comportamientos y la adaptación (adecuación) de sus respuestas ante cualquier situación de problemas de salud-calidad de vida, está mediatizada por la manera en que integra su dimensión biológica, su medio próximo, su contexto social, y el devenir (las fluctuaciones) que se van produciendo en sus diversos ciclos vitales.

El contexto y situación de vida cotidiana, como proceso de biosfera de cada persona, resulta ser, en un momento dado, una realidad concreta de problema, donde la capacidad de autonomía de su salud y calidad de vida sufren descompensaciones significativas, alterándose su medio interno-soma, y el medio  externo en que vive.

Las carencias o grave déficit de alguno de los elementos vitales del individuo-persona, que conforma el conjunto de sistemas metabólicos, origina serias dificultades en el funcionamiento del mismo, obstaculizando, limitando, o instrumentalizando la vida de las personas en condición de cronicidad.