Biomedicina de proximidad y salud de cercanía

Estar próximo y cercano a las personas implica estar arraigados, en un barrio y supone que las pesonas se acerquen a la clínica a consultar por sus pequeñas o grandes pre-ocupaciones en torno a su salud y calidad de vida y descubrir qué puede hacer un profesional sanitario, en este caso un experto científico biomédico, ante sus necesidades.

La clínica de atención primaria se convierte, entonces, en un ir y venir de gente conectándose y comunicándose con dudas-cuestiones que pueden acabar suponiendo un nuevo enfoque en el abordaje de su salud y calidad de vida relacionado con algún diganóstico de enfermedad crónica o una consulta puntual para resolver situaciones de la vida diaria.

En cualquier caso, esta proximidad con las personas y su contexto y situación de vida es un eje estratégico muy necesario para volver a situar la salud y la medicina en su sitio, en la atención y resolución de los problemas de las personas.